Noticias

Fundación Ceibal definió pautas de investigación para analizar el uso de tecnología

El directorio del Plan Ceibal aprobó cinco líneas de investigación como prioridad: nuevas formas de conocer, aprender, enseñar y evaluar; logros ampliados en el aprendizaje; educadores en la era digital; usos sociales de las TIC y cultura digital; y plataformas y recursos. El director de la Fundación Ceibal, Cristóbal Cobo, dijo que a través de la investigación se comprenderá cómo se incorpora tecnología a la educación.

El Centro de Estudios tiene como fin elaborar insumos para las instituciones competentes, que ayuden a "pensar" políticas de incorporación de tecnologías en la educación. En este sentido, definió cinco líneas de investigación para identificar dónde están los déficits hoy día.

La primera refiere a nuevas formas de enseñar, aprender y evaluar. Cobo, indicó “esto tiene que ver con nuevas pedagogías, nuevas maneras de entender el rol del aula y del proceso educativo, dentro de cambios mucho más profundos”.

La segunda línea de investigación tiene relación con logros ampliados en el aprendizaje. Es decir, por un lado evaluar cómo incide la tecnología en los procesos de lectoescritura, matemáticas y ciencias. Por el otro, entender cómo el Plan Ceibal puede ser de utilidad en inglés, pero también en otras áreas del saber que no están usualmente consideradas en exámenes parametrizados.

“No se puede hablar de comunidad digital si no está contemplada la comunidad docente y la familia, esto trasciende las horas de clase y el espacio de la escuela”, indicó Cobo.

El director del Centro de Estudios dijo que la Fundación cuenta una plataforma que recapitula todas las investigaciones que se han hecho sobre el Plan Ceibal, donde puede identificarse dónde está funcionado, qué áreas hay que desarrollar con más efectividad y también las pedagogías que se han utilizado, programas de capacitación docente, etc.

Este recurso quedará activo próximamente con acceso abierto, libre y gratuito, de manera de identificar en qué áreas hay oportunidades de desarrollo. 

En cuanto a la tercera línea, Cobo expresó: “Queremos acompañar y estudiar el proceso del perfil del docente en la era digital. Creemos que los docentes, al igual que otras profesiones hoy día, están sujeto a un montón de transiciones y eso implica pensar en profundidad cómo son los procesos de autoformación y cómo se reconfigura lo que se entiende como conocimiento”.

La cuarta línea de investigación refiere a los usos sociales de las tecnologías y la cultura digital. Cobo detalló ejemplos en los que es notorio el uso de la tecnología más allá del aula. “Sabemos que la tecnología en los procesos de aprendizaje, cuando se usa en espacios de educación no formal e informal, como el hogar y el descanso, juegan un papel fundamental en la manera de desarrollo de habilidades digitales, incluso de logros en el aprendizaje: usar facebook no es perder el tiempo, es desarrollar otro tipo de habilidades. Y todos los temas que tienen que ver a seguridad, privacidad, datos personales. Todo este componente lo queremos estudiar”, puntualizó.

Cristóbal Cobo mencionó como último eje de investigación las plataformas y recursos donde a través de análisis prospectivos se podrá ayudar al Plan Ceibal a "pensar" cuáles son las tecnologías y software que habría de incorporar en los próximos años. “Una especie de radar hacia adelante”,  sostuvo.

En otro orden de cosas, el director del centro dijo que a corto plazo, el gran desafío es consolidar redes de investigación con los equipos que están en el país y en la región haciendo estudios.

A mediano plazo, espera que esta experiencia de aprendizaje e investigación de lo que se hace en el país sea una oportunidad para transferir conocimiento. Cobo destacó que al implementar el Plan Ceibal hace ocho años existe una madurez con respecto a la incorporación de plataformas de aprendizaje e investigación, comparándolo con otros países.

 

Fuente: Presidencia.gub.uy. e Imagen.